¿Tienes un modelo de ferretería pequeña?

¿Te resulta difícil encontrar los productos en tu ferretería? ¿Archivas las cosas de manera desordenada? ¿Hay cajas en el piso que no sabes qué contienen? ¿No te alcanza el tiempo para hacer todo lo que tienes en mente? Todo esto es normal cuando tenemos en nuestras manos un modelo de ferretería pequeña.

Muchos intentan resolverlo, pero dar el primer paso es crucial para lograr una cultura de orden.

Si eres de los que se encuentran ante el enorme reto de organizar los elementos de su ferretería, este artículo te servirá para conocer algunas claves basadas en la limpieza visual, que facilitan la organización y orden de tu lugar de trabajo para lograr hacer de este un espacio armónico y agradable tanto para ti como para tus clientes.

Estos son los pasos que debes seguir:

-Eliminación: Consiste en identificar las cosas que son necesarias en el área de trabajo y eliminar las que no lo son. Hay elementos que se usan constantemente y otros que solo se usan en circunstancias especiales, o no son elementales por ser  defectuosos, obsoletos, no se utilizan o simplemente no sabes para qué sirven.

-Organización: Consiste en organizar los productos de más alta rotación visibles y al alcance, puedes dejar uno de muestra en la exhibición y los demás guardados y marcados por su nombre para encontrarlos fácilmente en un modelo de ferretería pequeña.

La organización implica marcar los límites en tu negocio, almacenaje y zonas de paso, etiquetar cajones, estantes y carpetas, establecer un lugar para cada producto o herramienta.

-Limpieza: Implica tener un horario establecido para implementar una rutina de limpieza como parte del trabajo en un modelo de ferretería pequeña; eliminar los generadores de  suciedad como las cajas en el piso y conservar los elementos y productos a ofrecer en condiciones óptimas.

-Estandarización: Consiste en sistematizar los pasos anteriores. Se debe seguir un método para mantener el orden y optimizar el tiempo dedicado a ello. En caso de que lleguen nuevos empleados a tu ferretería, puedes hacer manuales que expliquen cómo hacer cada actividad. De este modo, sabrán qué hacer, cuándo, dónde y cómo hacerlo.

-Disciplina: El objetivo es convertir en hábito los métodos definidos, recuerda que todo depende de la autodisciplina de quien esté a cargo del negocio. El diseño de un sistema permanente de auditoría o monitoreo del cumplimiento de las tareas y los horarios te permitirá iniciar un proceso de mejora.

Recuerda, que la recompensa de poner en práctica estas buenas habilidades de organización, sin duda alguna serán altamente beneficiosas para un modelo de ferretería pequeña pues ahorrarás tiempo, espacio y desgastes innecesarios.

¿Tienes alguna duda sobre los modelo de ferreterías pequeñas? Déjanos un comentario y con gusto, uno de nuestros especialistas te brindará su ayuda.

Deja un comentario