Plantas eléctricas para soluciones integrales en las industrias

0
170
Plantas eléctricas

Uno de los factores que mayor impacto genera, por ser protagonista dentro de los procesos logísticos, es la electricidad, un elemento básico, pero de vital importancia a nivel industrial. 

Las plantas eléctricas son, básicamente, un grupo formado por un motor de combustión interno, el cual mueve un alternador eléctrico para generar energía. Su función principal es suministrar energía eléctrica en sitios donde la red de distribución es débil y presenta constantes intermitencias. Estos sistemas son tan importantes que, con su uso, no hay necesidad de parar la producción, lo que permite evitar pérdidas económicas. 

Según la revista Logística, en el mercado existe una gran variedad de plantas eléctricas que varían en los regímenes de operación, entre ellas se encuentran: 

Plantas eléctricas biogás: son aquellos grupos de generación que incluyen como fuente motriz un motor de combustión interna, capaz de trabajar con combustibles en forma de gas, producido por la descomposición de materia orgánica. 

Plantas eléctricas gas: incluyen una fuente motriz de combustión interna, con capacidad de trabajar con combustibles que resultan de una mezcla de hidrocarburos livianos en estado gaseoso. 

Plantas eléctricas diésel: son grupos de generación que incluyen como fuente motriz un propulsor de combustión interna que permite trabajar con combustible diésel.  

Es fundamental saber de qué están compuestas las plantas eléctricas, ya que esto te permite adentrarte en su funcionamiento y entender con mayor claridad su uso. Conoce a continuación los principales elementos que marcan la diferencia: 

MotorEs una pieza sumamente importante ya que es responsable de producir la potencia necesaria para mover el alternador que permite generar la energía eléctrica. Su dimensión se debe ajustar a las diferentes aplicaciones que tiene la planta, utilizando el combustible según las características. 

Alternador: Es el elemento fundamental en el adecuado uso de las plantas eléctricas, ya que se encarga de transformar la energía mecánica del motor en energía eléctrica. Dentro de su construcción, está unido al motor mediante discos de fijación que transmiten el movimiento del motor al rotador del alternador. 

Cuadro de control: Con el uso de este elemento se controla el equipo y su funcionamiento. Por medio de él se pone en marcha la planta eléctrica, se apaga y se manejan las diferentes características que tiene. Este componente varía según las aplicaciones, pues cuenta con cuadros de control automáticos que no requieren la intervención de personas para arrancar (su manejo es autónomo y cuando sea necesario) y cuadros de control eléctricos que sí requieren la intervención del hombre para ponerse en marcha y apagar el sistema. 

Bancada de apoyo: Es un elemento que funciona como base de sujeción, entre el motor y el alternador, cuya construcción es variable según la función o las características de la planta. Dentro de las normativas se establece que esta bancada se debe elaborar con chapa metálica o perfiles metálicos, con el objetivo de dotar al conjunto de la fuerza y la robustez necesarias. Esta bancada, adicionalmente, puede amortiguar vibraciones producidas en su funcionamiento. 

¿Qué se debe tener en cuenta al momento de instalar una planta eléctrica? 

Ubicación: lo ideal es colocarla en un lugar de fácil acceso y buena iluminación para facilitar la operación. Existen en el mercado cabinas insonorizadas para disminuir el ruido de su funcionamiento. 

Ventilación y refrigeración: estos dos elementos permitirán eliminar el exceso de emanaciones gaseosas y de calor producidas por la combustión del motor. 

Sistema de alimentación de combustible: existen diferentes opciones, desde bombas manuales hasta sistemas automáticos. 

No olvides que, las plantas eléctricas están diseñadas para que duren mucho tiempo y funcionen en operaciones arduas. No obstante, es importante inspeccionarlas después de cada uso, antes de empezar a controlar otras cosas como el nivel de combustible y de aceite y los efectos anormales. Estos sistemas pueden trabajar de forma continua, si se disminuye la carga. Cuando tu industria requiera del 100% de confiabilidad en el suministro, obtener una planta eléctrica es la mejor opción ya que te permitirá mantener la operatividad de tu empresa. 

Fuentes: https://www.eduardono.com/Portals/0/contenidos/en-los-medios/especial_energia_el_pais_de_cali.pdf
https://revistadelogistica.com/logistica/plantas-electricas/
 

Leave A Reply

Please enter your comment!
Please enter your name here