Compresor neumático: ¿Qué es y cómo funciona?

Un compresor neumático es una máquina diseñada para tomar el aire del ambiente o gas, dependiendo del uso que se le quiera dar, almacenarlo y comprimirlo dentro de un tanque llamado “calderín” (depósito de aire comprimido) y con ese aire, darle potencia a otras herramientas neumáticas o bien realizar múltiples tareas como inflar neumáticos, limpiar piezas o hasta aplicar pinturas y revestimientos químicos.

Ahora bien, no basta con solo saber qué es un compresor neumático, se debe conocer igualmente cómo funciona y cómo realizarle el mantenimiento para que éste pueda durar mucho tiempo y se obtenga el mayor rendimiento a esta máquina.

¿Cómo funciona un compresor neumático?

  • Un compresor neumático, como mencionamos anteriormente toma aire del ambiente, lo comprime y luego se puede utilizar liberándolo por un tubo flexible a una presión regulada por un presóstato. Un compresor neumático está compuesto por tres grandes piezas:
  • La unidad de potencia;  que es la pieza fundamental en el funcionamiento del compresor neumático, porque es el cilindro con pistón impulsado por un motor eléctrico, que le permite tomar el aire del ambiente y comprimirlo para sus subsiguientes usos.
  • El tanque de depósito también llamado “calderín”, que como su nombre lo indica es un recipiente donde se almacena el aire comprimido para ser utilizado luego.
  • La unidad de control y suministro, que es la encargada de tomar el aire comprimido por el pistón del compresor y almacenado en el depósito, a fin de regular la presión y caudal con la que este saldrá, a través de un tubo flexible. La columna de aire a una presión definida, determina la aplicación del dispositivo a utilizarse.

Un compresor neumático, es la fuente de poder que puede usarse para cortar materiales, machacar roca y perforar agujeros. Otro uso a nivel industrial suele ser la alimentación neumática y con este se pueden realizar algunas operaciones como grapar, remachar, taladrar, atornillar, entre otros.

Los usos más comunes de los compresores neumáticos son:

  • Para proyección de pinturas, lacas y barnices: Vaporizan las pinturas, las lacas o el barniz para que se puedan aplicar a componentes y productos.
  • Herramientas accionadas por el aire: Las herramientas neumáticas son más ligeras y fáciles de manejar que las eléctricas.
  • Neumáticas para equipos de elevación: Para las operaciones de elevación se pueden utilizar un sin fin de ascensores de aire, que son pequeños y compactos.
  • Herramientas de granallado o chorreado: El aire comprimido se utiliza para propulsar arena o granalla. Muy utilizado en tareas de limpieza.
  • Refrigeración y calefacción: El aire puede crear grandes cantidades de aire frío para refrigeración en procesos industriales. Los mismos tubos se pueden revertir para fabricar aire a elevada temperatura y por tanto para calefacción.
  • Portátil granallado: Son compresores portátiles con motor de combustión que operan en unidades móviles de granallado.

Al momento de elegir un compresor neumático, se deben tener en cuenta los siguientes criterios:

  • Uso ocasional, intermitente o frecuente.
  • Necesidad de aire en Litros/min o Pies cúbicos por minuto.
  • Definir si se necesita móvil o fijo.
  • Cantidad de herramientas o aparatos a usar.

¿Tienes alguna duda sobre el compresor neumático? Contáctanos y con gusto, uno de nuestros especialistas te brindará su ayuda.

Una reseña en "Compresor neumático: ¿Qué es y cómo funciona?"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *