Chalecos reflectivos para la seguridad del operario

Los chalecos reflectivos, son elementos de protección personal que cubren el torso del operario y se utilizan en diversas actividades industriales y profesionales. Con reflectivos quiere decir que son altamente visibles y por eso se convierten en una prenda muy importante en la señalización.

Los chalecos reflectivos, están diseñados con tiras reflectoras de luz o elementos que sean llamativos en la oscuridad. Además, tienen colores encendidos para que nunca se pierda de vista al operario en caso que haya falta de luz. Hay que tener en cuenta que los chalecos reflectantes sirven para dar visibilidad nocturna (amarillo o verde) , mientras que los chalecos fluorescentes (rojo, naranja y tonos neón ) para visibilidad diurna.

Estos elementos de protección son utilizados en trabajos de construcción, servicios públicos, férreos, topografía, forestales, emergencias, investigadores, operadores de grúas, entre muchos otros.

Categorías de chalecos reflectivos:

chalecos reflectivos

Actualmente existen tres categorías principales para identificar los chalecos reflectivos según su grado de luminosidad, aquí te las contamos:

Clase 1:

Los chalecos reflectivos de este tipo, están diseñados para usarse en actividades que permitan ver completamente al usuario, en especial donde hay tráfico o maquinaria en movimiento. Estos se utilizan en circunstancias en las que debe existir una distancia suficiente entre el operario y el tráfico y en lugares donde no se pueden presentar velocidades superiores a 40 km/h. Por ejemplo, quienes más utilizan este tipo de chalecos reflectivos son aquellos que trabajan como asistentes de parqueaderos, personas que trabajan expuestos al tráfico en almacenes, trabajadores de mantenimiento de pavimento, entre otros.

Clase 2:

Los chalecos reflectivos clase 2 se utilizan en actividades o trabajos en donde la visibilidad debe ser mucho mayor debido a las malas condiciones de tiempo o en ambientes de trabajo que supere los riesgos de la clase 1. En esta categoría, también se incluye a quienes realizan trabajos donde el tráfico circula a velocidades superiores a 40 km/h. En este caso, quienes más utilizan los chalecos reflectivos clase 2 son los operarios forestales, carga de barcos, trabajadores de ferrocarriles, conductores de carros de reparto, personas que trabajan en peajes, portadores de equipajes en los aeropuertos o personal que trabaja en operaciones de reciclaje.

Clase 3:

En esta categoría debe haber un nivel mucho mayor de visibilidad y son diseñadas para trabajos en los que el operario se enfrenta a un peligro y realizan actividades de alta carga. Es decir, trabajos en donde hay malas condiciones ambientales, alto riesgo y tráfico que supera velocidades  de 80 km/h.

En Sumatec, pensamos en la seguridad de todos los operarios y por eso contamos con una amplia línea de elementos de protección personal en nuestro portafolio. Escríbenos y te brindaremos asesoría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *